¿Cómo conseguir que los niños no pinten en las paredes?

 En Hogar

Aunque no es lo ideal que las paredes de tu casa estén llenas de garabatos, sí es bueno para los niños pintar de forma vertical, porque es positivo para su desarrollo.

Ya de por sí, los beneficios que le aporta dibujar son muchos: creatividad, relajarse, divertirse, expresar sus emociones, destreza en las manos, trabajar la autonomía…

Si a esto le añades a hacerlo vertical, dichos beneficios se multiplican:

  • Mejora su postura corporal, al estar de pie debe tener la columna vertebral erguida.
  • Desarrolla la conciencia visual, estando de pie entiende mejor los conceptos derecha- izquierda y arriba – abajo.
  • Beneficia a la coordinación de las manos y la vista, logrando una mejor atención visual.
  • Aumenta la fuerza y la estabilidad en las extremidades. hombro, codo y mano.
  • Mejora el agarre y la precisión con las manos, en esta posición se trabaja más.
  • Mayor concentración que pintando sentado, pues les cuesta estar quietos.

Las alternativas a que tus hijos pinten las paredes de casa

Por lo que, pintar verticalmente sólo tiene cosas buenas, ¡excepto para las paredes de tu casa!. No hay que prohibir esta práctica al niño, pero sí conseguir que entienda dónde puede pintar y dónde no, habilitando una zona para ello.

Entonces, ¿qué soluciones podemos aplicar para evitar que pinte en todas las paredes?

  • Poner una pizarra o pintar una pared con pintura de pizarra.
  • Después de su baño, si los espejos están empañados déjale que dibuje en ellos.
  • Colocar un mural de papel autoadhesivo, como estos donde puedan divertirse pintando. Una vez terminado, se puede retirar fácilmente y colocar otro nuevo.
  • Puedes colocar un rollo casi interminable de papel kraft e ir recortando según se necesite.
  • Ordenar todos sus utensilios de pintura juntos y al lado de la superficie vertical, así entenderá que esa es la zona de pintar.
  • Usar pinturas lavables o tizas al principio, cuando es más pequeño y está en proceso de aprender dónde puede pintar, así el susto será menor.
  • Si aún así sigue pintando las paredes de tu casa, mándale la tarea de limpiarlas cada vez que lo haga. Al limpiar verá que es mucho esfuerzo, y aprenderá.

Si ves a los niños pintar en las paredes, no pienses que es un mal comportamiento, si no todo lo contrario está intentando expresarse, explorar sus habilidades, y a través de todo esto, como hemos visto, ayuda a su desarrollo cognitivo y emocional.

Por lo que no es aconsejable enfadarse con ellos la primera vez que lo hagan, o pensarán que pintar es malo. Hay que habilitar un sitio donde puedan pintar libremente y de forma amplia, aplicando alguna de las opciones anteriores, y explicarles dónde sí y dónde no pueden hacerlo.

Mientras está aprendiendo a cumplir las normas, si aparece alguna obra de arte del pequeño, fuera del lugar habilitado, como la pared del salón, el sofá, los muebles… haz que lo limpie y al ver que eso requiere de un esfuerzo, lo entenderá de un modo más directo.

¡Si no sabes cuál opción elegir, puedes empezar por este mural de gatos!

¡A los más pequeños les encantará!

Entradas Recientes
0

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar diferentes análisis de nuestra web para mejorar nuestros servicios y su experiencia. Si continúas navegando, consideramos que consientes. Puedes consultar nuestra Política de Cookies, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para gestionar las cookies y rechazarlas. Más información.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar